Entrevista en Hoyxhoy

Es solo por transparencia, ya que está tan de moda…
La entrevista que salió publicada en un diario aquí y la entrevista que realmente respondí más abajo:

http://www.hoyxhoy.cl/2015/05/18/full/cuerpo-principal/8/…

1. ¿Cómo sientes que está Chile hoy, políticamente hablando?

Hay una elite sin diagnóstico de época. El proceso social y político de la transición está en crisis y, con ello, también lo está la herencia dictatorial. Esa historia que se está acabando ha sido sostenida con diversos mecanismos, para ganar tiempo para el grupo conservador (que está desde la derecha a la DC e incluso parte del PS). Sin embargo, no parece viable creer que resolviendo problemas desde la elite, se pueda resolver a la vez lo que acontece a nivel del resto de la sociedad.

2. ¿Qué proyectas respecto al nuevo gabinete?

Es la claudicación del proyecto bacheletista y se descafeinarán las reformas, que ya eran bastante suaves. El nuevo gabinete tiene como objetivo lograr consolidar la supuesta importancia de convocar al orden por sobre la igualdad. Es un gran triunfo portaliano y guzmaniano. Pero es un triunfo que no cala hondo en la sociedad. Acontece en la elite y no tiene resonancia más allá

3. ¿Crees que, en líneas generales, la Presidenta está tomando decisiones acertadas o le notas algo de confusión?

La Presidenta eligió dos cosas: destruir su grupo de poder debilitándose y permitir el fuego amigo, incluso otorgándole premios a partir de ello. Son errores políticos de proporciones.

4. ¿Consideras que Peñalillo no estuvo apto para el cargo? ¿Cómo ves a Jorge Burgos?

Peñailillo hizo más que todos los Ministros del Interior de la Concertación. Recibió un fuego amigo de enormes proporciones y resistió bastante bien. Su principal error fue no enfrentar a Lagos cuando criticó al gobierno. Debió ser más duro y confrontacional. Pero aún así hizo más que sus antecesores y, de seguro, habrá hecho más que Burgos cuando éste termine. Si la gestión de un ministro se mide por tener el país tranquilo en la mediocridad, por supuesto que el concepto de “estar a la altura del cargo” merecería una revisión. Peñailillo fue poco osado, debió ser mucho más, pero al menos avanzó. Burgos es un retroceso basado en la ceguera del ciclo político actual.

5. ¿Qué ministro del interior estuvo menos acertado en su función: Hinzpeter o Peñalillo?

Hinzpeter tuvo problemas con la sociedad, Peñailillo con la elite. En el ciclo actual, el mayor error es el de Peñailillo.

6. ¿Qué es ser un analista político? ¿Cómo describirías tu trabajo en esta materia?

Los analistas políticos no son pertinentes para un momento como éste. No es tiempo para la politología. El fenómeno es sociopolítico y económico-político. Se requieren repertorios más amplios y se requiere investigación. Los analistas políticos funcionan en tiempos normales. En procesos de mayor sofisticación el análisis debe derivar de investigación. Y solo ese camino me interesa. Se investiga el caso, se buscan datos, se ilumina desde conceptos y luego se intenta hacer una lectura de época.

7. Ascanio Cavallo dice que él, al hacer análisis político, busca desesperadamente la objetividad. ¿Cómo es tu caso? ¿Se filtra la subjetividad? ¿Tienes problemas con los juicios de valor?

Me parece una broma decir que Ascanio Cavallo busca la objetividad. En el última cambio de gabinete hay evidencia enorme del giro conservador y resulta que Cavallo y muchos otros señalan que hay un giro copernicano a la prudencia. ¿Es eso objetivo? ¿Es la prudencia un concepto basado en la palabra griega contraria a hybris o habla de prudencia en algún sentido más pedestre? ¿Acaso la objetividad es solo buscar hechos y omitir los procesos? No tener un repertorio conceptual y teórico para mirar la realidad, quedándose solo en los hechos, no es objetividad, es limitación. La búsqueda no debe ser la ‘objetivación’, sino la comprensión de la historia.

8. ¿Sientes que los analistas políticos aportan luz a la política? ¿O son, en general, más bien especuladores?

Los analistas políticos en Chile suelen ser sirvientes de las pequeñas y ordinarias cortes políticas. Tienen la agenda de sus jefes o cercanos, buscan futuros puestos, asesorías en fin. Los intereses específicos cruzan todo el espectro. Es muy grave. La función de los analistas podría ser más interesante, pero desgraciadamente lo es muy escasamente.

9. ¿O sientes, en el mismo sentido, que los analistas son personas iluminadas?

La ciencia ilumina, el arte ilumina; los analistas no llegan tan lejos. Su aporte puede existir, pero con independencia y con un espacio pública adecuado. Los analistas son sirvientes de medios que son sirvientes de políticos que son sirvientes de empresarios. ¿Qué podrían iluminar?

10. ¿Crees que los chilenos, cada vez más, están respetando los análisis políticos? ¿Crees que los chilenos están más politizados que hace diez años?

Hay mayor interés en los temas estructurales de la política, aunque no se puede decir que sea mayoritario. Pero sin duda está mucho más sofisticado que aquella época en que los políticos regaban el cielo para acabar con la contaminación y eran aplaudidos. Hay un proceso emergente de espacio público más intenso, pero evidentemente se produce en la periferia de los mismos medios. Quienes dominan la escena mediática curiosamente no desean más espacio público. Un clásico de los monopolios, que en un tema que afecta a la democracia debiera ser relevante.

Leave a Reply